"Tengo 70 años.  Me siento joven, realmente. Encerrada, pero bien, cumpliendo con todo, haciendo lo que hace todo el mundo, pero no me siento tan atrapada, digamos, en la casa, porque disfruto de mis días de salida, pero bien. Voy a dar una vuelta por acá, cerca. Tengo que hacerlo sola, porque no coincide con mi marido (la terminación del documento). O voy a un súper, pero en general prefiero caminar. Con mi marido hace 47 años que estamos juntos. Cada uno tiene su espacio y sus actividades. Ha sido bastante llevadero. Por ahí dan ganas de salir corriendo. El hecho de tener actividades cada uno implica que no nos invadimos. Yo lo que más extraño en esta cuarentena son mis salidas: la gimnasia, la juntada con amigas y los cursos que hago. Todo eso es lo que más siento. Y él también tiene sus activades. Tratamos de llevar el mismo ritmo haciendo cosas en la casa como hace todo el mundo. Tengo un solo hijo y dos nietos".

Escuchá el testimonio completo: