“Bonadío estaba en la plenitud de sus posibilidades como magistrado. Juez experimentado, muy trabajador e independiente. Las denuncias contra Bonadío han sido muchas y prácticamente han sido desestimada todas”.