Nicolás Cuervo es mendocino, tiene 22 años, estudia Comunicación Social y hace 6 meses está en Turquía. En diálogo con El Permitido contó sobre esta aventura que comenzó en enero con un intercambio de la Universidad.

Cuando se animó a viajar de intercambio el coronavirus no había invadido nuestras agendas y arrancó las clases presenciales con total normalidad. Sin embargo la pandemia truncó los planes y provocó que la mayoría de los estudiantes volvieran a sus países, no fue su caso.

A pesar de que el semestre terminó, decidió quedarse y viajar por todo el país. "Una vez que terminé el intercambio me fui a pasear por Turquía. Cada día que paso acá estoy recorriendo", dijo a El Permitido.

Además, reconoció que por el momento no tiene interés en volver a la provincia. Ya planea cómo finalizar el último año de carrera, está buscando trabajo y plantea: "Una vez que me reciba veré. Tengo una vida más barata que en Argentina. Una cena nos sale 400 pesos para todo el grupo. La renta también es más económica, mentras que los sueldos son mejores".

Por otro lado, el estudiante de Comunicación Social contó cómo fue la adaptación a la gastronomía local. "La comida turca es muy diferente, al principio me costó pero me encanta", contó y se animó a recomendar sus dos platos favoritos: "el Çiğköfte es una masa hecha con vegetales molidos y el Dürüm una tortilla grande, barata y callejera, es 'como el pancho argentino'".

Çiğköfte y Dürümm los platos preferidos del mendocino

 

La idiosincracia turca: 

Turquía es el único país de tradición musulmana de estado laico. Sin embargo, cuenta Nicolás, el presidente actual "está retrasando en cuanto a derechos, se convierte en un país mucho más conservador. Ahora hay una gran revuelta política, ya que es uno de los países con mayor cantidad de feminicidios". 

Quienes estén interesados en seguir su recorrido por los distintos países pueden hacer click acá escuchar la nota completa acá.

Recordá que todos los jueves tenemos nuestro segmento "mendocinos por el mundo".