En conversación con No Tan Millennials, relató cómo atravesó la enfermedad, junto a los miedos y los prejuicios de la mirada ajena. 

Martín contó que salió hace unos 6 meses de la provincia para recorrer varios países de Latinoamérica, cuando la pandemia lo sorprendió en Ecuador. Esperó un tiempo hasta que decidió inscribirse para ser repatriado y a la semana le comunicaron que había un vuelo disponible para regresar. 

"Era todo muy gracioso porque allá no querían que estuvieran los extranjeros pero acá tampoco querían que el viajero volviera", contó. 

"Tuve suerte con la repatriación, en mi caso fue rápido. El viaje en el Hércules fue una experiencia aparte también... es tremenda la experinecia...fueron 9 horas de viaje. Vamos todos de costado mirándonos las caras todos enfrentados uno al lado del otro".

Explicó que todas las personas que regresan del extranjero son aislados en un hotel, en habitaciones individuales y se les van realizando chequeos médicos. "En mi caso después de tres días comencé con un poco de tos y un dolor raro en el pecho. Cada uno conoce cuáles son los dolores raros en su cuerpo", explicó Martín.