A no bajar la guardia: No se puede estar tranquilo, hay que estar muy atento. Es importante estar atentos a todos los casos, aunque sean pocos. 

El sistema local tiene que tener una vigilancia aumentada en algunos puntos para detectar si hay o no hay detección. 

Definición de casos: En Buenos Aires y otras provincias donde hay circulación del virus, cualquier persona que tenga fiebre y tos debe hacerse la prueba. El problema es que en las provincias en las que no hay circulación, si una persona no cumple con la definición de caso no te van a realizar la prueba. En ese caso van a tener que colocar un puesto centinela y empezar a testear en caso que el virus empiece a circular y así poder detectarlo a tiempo. 

Posibilidad de rebrote: hay que estar preparados y trabajar sobre la hipótesis de un rebrote del virus. De ahí que hay que destinar recursos en buscarlos. Si se decide flexibilizar, siempre hay que trabajar sobre la hipótesis de que pueden aparecer nuevos casos.