Tensión: Sigue el tironeo entre la Provincia de Buenos Aires y la Ciudad por la flexibilización de la cuarentena. Queda expuesta la fractura entre las representaciones políticas de la sociedad y las necesidades. 

Reclamo gremial: AEHGHA, la UIA y la CGT se están reuniendo y están disconformes con que el gobierno no tenga un comité de crisis para pensar medidas de reactivación y están dispuestos a lanzarlas por sí mismos sin esperar al gobierno. 

Poca paciencia: Da la impresión de que en esta última fase de la cuarentena aparece un avance del kirchnerismo sobre el gobierno provincial y nacional. 

Fernández está gobernando con DNU y se molesta mucho cuando la oposición lo critica. 

Cornejo fue elegido para ser diputado opositor y tiene la habilidad de ejercer su rol sin ofender a nadie.