Impuesto a las grandes fortunas: Lo estamos trabajando en la Comisión de Presupuesto y Hacienda. Este impuesto apunta a las 12 mil fortunas personales más grandes de la Argentina. Aquellos que tienen patrimonios declarados por encima de los 200 millones de pesos, que paguen un impuesto extraordinario por única vez para financiar los gastos de la pandemia. 

La estructura que se ha pensado es como un adicional extraordinario al impuesto a los Bienes Personales. Este impuesto no apunta a los patrimonios afectados a la producción. En este caso no operaría como un nuevo impuesto en sí, sino como una alícuota extraordinaria. 

Relación Nación-provincias: La estructura de la Argentina ha llevado a una concentración de los recursos en el gobierno nacional. Lo que hizo el presidente es determinar un programa de asistencia a las provincias por 120 mil millones de pesos.