En diálogo con el programa No Tan Millennials, el legislador nacional por el Frente de Todos, Oscar Parrilli, aseguró que “hoy no hay espionaje político en la Argentina”. 

Al ser consultado sobre el tema de las escuchas ilegales, Parrilli apuntó contra la figura del ex presidente Mauricio Macri. Aseguró que el mandatario se dedicó a hacer espionaje contra nosotros y la mayoría de los dirigentes políticos argentinos. 

El senador neuquino rememoró que en el año 2016 intervinieron su teléfono personal y al año siguiente fueron difundidas a la opinión pública. Agregó que “Macri al único que no espió fue al perro Balcarce que tenía en la Casa Rosada. Se dedicó a espiar y a sobornar jueces”. 

Según Parrilli, fue la ex presidenta Cristina Kirchner quien dio la orden de intervenir los servicios de inteligencia. Una tarea que ahora lleva a cabo el presidente Alberto Fernández de la mano de Cristina Camaño al frente del organismo, señaló el ex interventor de la AFI. 

Por otra parte, habló sobre la ley de Teletrabajo, sancionada en el día de ayer con 40 votos a favor y 30 en contra. 

Al ser consultado sobre las críticas del sector empresario a la iniciativa, Parrilli sostuvo que se trata de “un viejo discurso de la década del 90 de algunos sectores que piensan que pueden tener mayor actividad económica con menores derechos laborales”. Aseguró que este tipo de críticas son infundadas y no tienen razón de ser. 

La verdad que la ley de teletrabajo no hace más que incorporar esta nueva modalidad a la ley de Contrato de Trabajo”, dijo el senador. 

Entre las características de la iniciativa destacó el derecho de desconexión para que el trabajador no sea un esclavo de su empleador, que tiene que estar las 24 horas a disposición; tiene el derecho a la compensación por gastos de mayor consumo en internet; tiene derecho a crear un ambiente propicio en su en su casa y una serie de derechos que están garantizados.