Actualidad política y económica: Estamos en un momento bisagra en este momento de la humanidad. 

Toda la dirigencia política a nivel nacional tomó consciencia de la gravedad del sistema de  salud pública. Desde el punto de vista económico creo que todavía no se tomó consciencia de la gravedad de la situación. Esta es una crisis que se da a lo alto y ancho del planeta, que no tiene antecedentes en la historia. 

Es muy riesgosa cualquier medida que se tome, pero lo peor es no hacer nada. No tener una estrategia de salida de la cuarentena. No tener instrumentos para las empresas para que no se pierdan los puestos de trabajo. 

Hay que ser muy generoso, hay que dejar de lado las mezquindades políticas, dejar de lado la grieta. Tenemos que trabajar todos unidos. 

Rol de la oposición: La oposición hoy está a la altura de la circunstancia. Lo que la ciudadanía espera es vernos trabajar juntos. 

Hay una reconfiguración de la oposición. Yo creo que es importante la unidad en la oposición.Pero también es importante el respeto de las diferencias para que no se quiebre la unidad. 

Macri tiene que tener un lugar preponderante dentro de la oposición. Tiene que formar parte de los liderazgos, pero estos no se pueden imponer, se construyen. Hay que ampliar la base de sustentación política. Lo mejor es un liderazgo mediante un colegiado horizontal. 

Funcionamiento del Congreso: En los momentos de crisis tiene que haber más democracia, no menos. No puede ser que se haya tardado 2 meses en discutir cómo iba a sesionar el Congreso. 

Cacerolazos contra liberaciones de presos: Ha sido una pésima idea de la Justicia y los funcionarios del gobierno que acompañaron esta medida se han equivocado mucho. En estos momentos de angustia y miedo de la sociedad, agregar un miedo innecesario es contraproducente. Me parece un tremendo error. Esperemos que la Justicia y los funcionario se retracten. El Estado tiene la responsabilidad de garantizar la salud en las cárceles, pero no de esta manera. No poniendo en vilo a toda la sociedad.