En el programa Uno Nunca Sabe, hablamos con el periodista que se encontraba en el lugar de la explosión en Beirut. Aseguró que el Gobierno está investigando lo ocurrido, pero estiman que fue a partir de unos arreglos que realizaban en el puerto. 

El periodista nos describió el día después de la catástrofe: "La situación es muy shockeante". "Hay heridos que están siendo tratados en las calles, porque los hospitales están colapsados y no tienen capacidad para atender a toda la gente", completó el cronista desde el Líbano.

Respecto del hecho ocurrido, Farhat comentó que, según las primeras declaraciones del gobierno libanés, un depósito con 2700 toneladas de materiales altamente explosivos, se detonaron producto de una soldadura que estaban realizando cerca. De todos modos, dijo que si bien no estás descartadas otras hipótesis, sí se anula totalmente la posibilidad de que sea un atentado terrorista. 

Concluyó que "el pueblo libanés nunca había visto algo así". "Yo no puedo describir con palabras la destrucción que se ha producido y el dolor que siente la gente acá", dijo Farhat.