Dialogamos con el analista internacional Pablo Kornblum, sobre el encuentro bilateral Argentina-Brasil, el coronavirus y su impacto en la economía global, y lo que dejó el Supermartes en Estados Unidos. 

Encuentro entre Sergio Massa y Jair Bolsonaro: Después de los ruidos que hubo entre ambos países, previo a las elecciones en Argentina, se está tratando de limar las asperezas entre los dos socios comerciales más importantes de la región. Hay grandes diferencias ideológicas y políticas entre Fernández y Bolsonaro. Ahí la diplomacia tiene que trabajar para mejorar la relación. Con Brasil nos tenemos que sentar a hablar, negociar y afianzar el Mercosur. 

Coronavirus y las relaciones internacionales: El escenario de exportación es fundamental para nosotros y ha tenido una tendencia de crecimiento. Cualquier retracción que haya en China, nos puede impactar a nosotros. Si se controla el coronavirus en China, el golpe no será tan duro para nuestro país. Lo que genera más preocupación es el impacto que el virus pueda tener sobre países menos desarrollados, sobre en todo en términos de salud. 

Elecciones primarias en EE.UU: Hay dos grietas en las elecciones. La primera es la de los votantes. A Joe Biden lo votan la mayoría de afroamericanos, los simpatizantes de Obama y las personas de más de 40 años. Por otro lado, Bernie Sanders tiene al resto del electorado, jóvenes, latinos, progresistas y toda esa ala dentro del partido demócrata que simpatiza con su discurso de corte más socialista. Sanders va a tratar de apaciguar los enfrentamientos entre sus rivales, pero va a endurecer el discurso. Biden va a hacer lo mismo, tratando de desacreditar a Sanders. 

Trump y su reelección: Donald Trump le habla a un electorado preciso. Él le habla a un establishment económico, que está más arriba, y a la gran masa de ciudadanos norteamericanos que se han visto desplazados durante décadas. Gente que ha visto perjudicado su crecimiento económico, con problemas demograficos, que ven resultados en su gestión. Lo que está haciendo es afianzar su base electoral.