En diálogo con el equipo de "No tan millennials" el director del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) repasó las labores realizadas que se sustentan en los principios de los derechos humanos, derecho humanitario que los llevaron a estar nominados al premio Nobel de la paz junto a Greta Thumberg y Donald Trump.

El fundamento de la candidatura radica en “la tarea del EAAF en el ámbito de la ciencia aplicada a conocer la verdad y colaborar con la justicia”. La iniciativa fue presentada por Karina Batthyány, secretaria ejecutiva del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO), y Alejandro Villar, rector de la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ).

El comunicado de CLACSO donde se fundamenta la nominación dice: “Su tarea tiene un alcance global: trabajó en más de 60 países con víctimas de desapariciones forzadas; violencia étnica, política, institucional, de género y religiosa; desapariciones actuales; narcotráfico; trata de personas, crimen organizado, procesos migratorios; guerras y conflictos armados; accidentes y catástrofes”.