Pudo haber sido una tragedia, pero la evitaron. Lo que pasó a bordo de un avión que regresaba de Madrid a Argentina con pasajeros repatriados puede, sin problemas, convertirse en una película con final feliz. Los protagonistas fueron dos médicos y un paciente que, de no ser por los facultativos y el piloto de la aeronave, habría muerto en el aire en medio del océano.

El paciente era un hombre de 78 años que tenía patologías cardíacas y que, al poco tiempo de vuelo, comenzó a sentirse mal y descompuesto. Luego, comprobaron que además tenía síntomas compatibles al coronavirus y que los había "ocultado" tomando paracetamol.

Pudo haber sido una tragedia, pero la evitaron. Lo que pasó a bordo de un avión que regresaba de Madrid a Argentina con pasajeros repatriados puede, sin problemas, convertirse en una película con final feliz. Los protagonistas fueron dos médicos y un paciente que, de no ser por los facultativos y el piloto de la aeronave, habría muerto en el aire en medio del océano.

El paciente era un hombre de 78 años que tenía patologías cardíacas y que, al poco tiempo de vuelo, comenzó a sentirse mal y descompuesto. Luego, comprobaron que además tenía síntomas compatibles al coronavirus y que los había "ocultado" tomando paracetamol.

Uno de los médicos que lo atendió y lo salvó es Federico Riorda Marun, miembro de la Fuerza Aérea Argentina que se encontraba haciendo una rotación electiva de cirugía en Madrid. El doctor dialogó con "No tan Millennials", en MDZ Radio, donde relató con detalles lo sucedido en el avión.

"Primero lo vio otro médico, el doctor Antún de Rosario, que fue el primero que lo vio. A mi me llaman a la hora para pedirme la opinión y de inmediato montamos la guardia médica en el avión, gracias a la tripulación y a los pilotos", comenzó contando Riorda.

Mirá la nota completa