"Los informes oficiales hablan de varios casos en el país donde han habido irrupciones en el medio de videoconferencia aparece alguien que no estaba invitado para causar un perjuicio -que incluyen imágenes de pornografía infantil-. Antes de la pandemia se habían reportado casos en videoconferencias universitarias. No es la primera vez que sucede, pero la pandemia hizo que de 10 millones de usuarios de la plataforma Zoom pasara a 300 millones, entonces estos casos se potencian. Se potenciaron las vulnerabilidades. Las mayorías de los casos lo que ha sucedido ha sido más bien por responsabilidad de configurar el uso de la plataforma, por ejemplo cuestiones tan simple como enviar la contraseña por WhatsApp o publicarlas en las redes sociales eso ya trae un peligro porque de repente cualquier puede tener acceso a esa información y luego usarla para realizar algunas de estas irrupciones. O por ejemplo no configurar las salas de espera por parte de quien organiza el evento".

Escuchá el audio completo: