Rubén Ferrero, gerente de la empresa de lácteos Yogurlac, habló hoy con El Permitido y se refirió a la crisis en el sector que se desata por la crisis del coronavirus. 

Sobre la caída en las ventas, el empresario mendocino dijo que es una situación que se viene dando desde las últimas décadas, cuando "la industria láctea mendocina fue arrasada por las grandes monopolios". 

"Nosotros nos fuimos anticipando, arrancamos la distribución en toda la provincia", explicó Ferrero, por lo cual "no se han visto afectados". Además aclaró que realizan ajustes trimestrales, por lo cual "antes de la pandemia teníamos los mismos precios que tenemos hoy, entendiendo que a la gente le falta el dinero".