Polémica hacia el interior del gobierno nacional: Lo que se está discutiendo es un cambio de gabinete. Para Alberto Fernández  sería muy incómodo si Sergio Berni es el candidato a reemplazar a Frederic en el ministerio de Seguridad, y de ahí la polémica. Esto inicia con la dificultad de Kicillof de controlar la seguridad en el Conurbano. 

El kirchnerismo critica la falta de velocidad en la toma de decisiones a esta gestión, algo que contrasta con el estilo de Berni. 

La pandemia delictiva: Se ha incrementado el delito que viene de la mano de esta crisis. Por momentos se vuelve intransitable, las calles están más vacías, porque al haber menos gente te convertís en una víctima segura de los motochorros. Esto también explica los violentos episodios que se han sucedido en los últimos días. 

Aquí el problema es que Berni se siente más a gusto con las fuerzas federales, que con las bonaerenses. Y se lleva mejor con los intendentes de Juntos por el Cambio que con los de su propio espacio. 

Suponiendo que Berni no llegue, está la idea de fusionar los Ministerios de Justicia y Seguridad bajo la órbita de Anibal Fernández, figura que ha comenzado a reaparecer en el último tiempo.