Proyecciones inflacionarias: La inflación de abril será más baja que la de marzo, y podría ser alrededor del 2%. Este es un dato que podría repetirse en mayo. No sube por el parate económico. 

Cuando se avance en la flexibilización, hay que dejar de emitir y buscar la forma de absorver esos pesos. Los que salieron a hablar de un proceso hiperinflacionario es altamente irresponsable. 

El Gobierno está reviendo algunas de las políticas que aplicó en abril, como por ejemplo el bono que se le dio a los jubilados. Si este país estuviera parado todo un año, tendríamos una inflación del 25%.