Negociación de la deuda: Estamos bastante cerca, pero no llegamos al viernes. Argentina va a entrar en default. Si hubiéramos empezado a negociar antes. Para lo que se va a firmar no se necesitaba un ministro de Economía tan sofisticado. 

El ánimo en el Ministerio de Economía es de desánimo. La oferta de Guzmán tuvo una aceptación de 18.6. Todo lo que vino después es una decisión política de Alberto Fernández y Cristina Kirchner de hacer lo posible para no entrar en default. 

El gobierno políticamente no quiere entrar en default. Con 10 puntos de diferencia, no debería haber default. Después del viernes se debería poder llegar a un acuerdo. 

Situación de las provincias: Si se entra en default es un desastre para la Nación y las provincias. Todas las provincias entran en default porque ninguna va a contar con financiación por 5 o 10 años.