Con lógica política.“La peor decisión es no pagar. El primer reperfilamiento lo hizo Cambiemos. No es una buena decisión, sino que la menos mala. Y es una decisión con lógica política, más que financiera”.

Reperfilamiento"Hay tres tipos de tenedores de bonos: organismos públicos, los grandes fondos de inversión y la gente en particular, que eligió comprar bonos. Dependiendo de la cantidad de dinero que esto sea, los particulares quedan afuera y se les tratará de pagar a los mismos. Y los particulares quedan afuera del reperfilamiento".

Mal menor. "Acá se elige el mal menor, es decir, quién pierde menos, y eso es reperfilar".