Más de la mitad de los niños son pobres y la cifra continuará creciendo. Así lo indica  un informe de Unicef Argentina que estima que para fin de año el 58,6% de la población infantil argentina estará sumida en la pobreza. Al respecto hablamos con Jorge Paz, director del Instituto de Estudios Laborales y de Desarrollo Económico, e investigador del Conicet.

El estudioso dijo a After Office que si bien el grupo de 0 a 17 años es el menos afectado en términos sanitarios, es donde recae el mayor peso de la crisis económica.  Y esto se repetirá sobre todo "entre los asalariados o aquellos que tienen trabajos inestables".

Según recordó Paz. la cifra de pobreza infantil en Argentina "estuvo siempre por encima del 30%". "2019 terminó con un 53% de pobreza infantil", aunque el récord se dio entre 2001 y 2002 cuando llegó al 70%. Para fin del 2020, un año teñido por los efectos de la pandemia, se calcula que  habrá 7,7 millones de niños, niñas y adolescentes en esta situación, quienes sufrirán consecuencias a largo plazo afectados "en cuanto a la educación y la inserción en el mercado de trabajo"

Si bien no se puede dar datos certeros de la pobreza por provincia, si se entiende que hay diferencias regionales. De hecho, las que se encuentran más desfavorecidas son la región de Buenos Aires y la región Noroeste. Según explicó Jorge Paz, "lo que se observa son brechas entre sectores de población, los más afectados viven en hogares monoparentales comandados por mujeres, trabajadores informales y de familias generosas".