Un informe elaborado por el Observatorio de Adicciones dependiente de la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires indicó que el 18,72% de los fallecidos por coronavirus en Argentina correspondían a "ser fumador, exfumador y/o padecer la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) como patología previa".

A partir de los datos de fallecimientos determinaron cuáles eran las patologías asociadas. De este estudio surgió que "1 de cada 5 fallecidos tenía una enfermedad preexistente y era ex fumador o fumador actualmente" 

Walter Martello, Defensor del Pueblo Adjunto y responsable de este observatorio habló con El Permitido sobre estas cifras. Según consideró, hubo dos momentos en el cambio de consumo de tabaco. "Uno fue cuando se sancionó la ley que prohíbe fumar en espacios cerrados y la publicidad en medios tradicionales", en ese momento "hubo un corrimiento de los jóvenes que dejaron prácticamente de fumar, pero las tabacaleras se resignificaron a sí mismas y su contenido de marketing para capturar ese público". 

Por otro lado, Martello consideró que "muchas personas usan el cigarrillo electrónico creyendo que es un paso previo a dejar de fumar o el vapeo como una cuestión de moda, pensando que no tiene ninguna sustancia que agrave la salud, pero no es así".

Por último, el entrevistado reconoció que la gran clave para dejar de fumar "es la educación y hacerle conocer a los jóvenes que no es que no pasa nada". Escuchá la nota completa acá